noviembre 12, 2012

El bosque de Aokigahara


El bosque de Aokigahara, conocido como El bosque de los suicidas, se encuentra en una de las bases del famoso monte Fuji, en Japón. Dicho bosque tiene una extensión de uans 3000 hectáreas.

Este cartel, cuya traducción dice: “Tu vida es valiosa y te ha sido otorgada por tus padres. Por favor, piensa en ellos, en tus hermanos e hijos. Por favor, busca ayuda y no atravieses este lugar solo”. Ha sido colocado con el fin de intentar persuadir de su intención a todos aquellos que se adentran en él.



Resulta que dicho bosque está, literalmente, lleno de cuerpos de suicidas [claro que yo también creo que es un lugar excelente donde liberarte del cuerpo de un asesinato] La gran mayoría, se han suicidado ahorcándose en las ramas de los árboles, si bien también están los que lo hacen con la ingesta de medicamentos. De momento, no he visto la imagen de ninguno que lo haya hecho con el conocido como suicidio honorable, atravesándose con una katana, pero estoy convencida de que debe haberlos.



En Japón, las familias de los suicidas deben hacerse cargo de pagar una indemnización, si el suicidio de su familiar a ocasionado algún percance. Por ejemplo, si uno se suicida tirándose a las vías del tresn, la familia debe pagar una indemnización a todos los viajeros por el retraso en los horarios que el suicidio haya podido ocasionarles, y también, indemnizar a la compañía ferroviaria. Como suicidarse en el bosque es gratis... pues así se ha llenado la cosa.

También hay que decir que por el tipo de pensamiento de la sociedad japonesa, el suicidio se ve como una muerte honorable. Por lo que a veces, incluso se ve fomentado para que el deshonor del sujeto no manche al resto de la familia.

Cada año, el gobierno realiza batidas para recuperar los cuerpos, si bien como podemos intuir, la extensión de dicho bosque es lo demasiado importante como para que muchos cuerpos no puedan ser encontrados.




Algunas veces, despistados excursionistas se adentran de él intentando bajar de la cima del monte Fuji, y como podemos estar imaginando, para aquél que no conozca de que va la cosa, acabar dentro de ese bosque, dando vueltas e intentando hallar una salida, mientras no dejan de aparecer en tu camino cuerpo colgados de las ramas, es algo que debe provocar un recuerdo difícil de olvidar.


1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.