junio 18, 2014

Hachiman el Dios Guerrero

Hachiman el Dios Guerrero

Los que esten familiarizados con Musashi Miyamoto, sabran que luego de su duelo con los hermanos Yoshioka, el mismo clan puso precio a su cabeza.

Sabiendo que toda una aldea quería matarlo, por primera vez rezo.

Una vez hizo sonar el cascabel, dos veces hizo su reverencia en el templo, dos veces junto sus manos, dijo sus plegarias, y nuevamente repitió el mismo proceso.

Habia rezado por su vida, no al dios de la guerra, sino al dios a los que los guerreros se encomiendan.

Hachiman (八幡神) es el dios Japones sincretico de la arqueria y la guerra. Aunque muchos lo confundan con el dios de la guerra, Hachiman, es el dios de los guerreros, siendo también la divina deidad protectora de Japon y de los habitantes de Japon.

Hachiman-dios-guerrero

El ser un dios Sincretico, significa que su origen, se remonta a la fusión de la deidad japonesa de la guerra en el shinto, con influencias del budismo ingresadas a traves de China. Es decir, es una fusion de dos dioses, de distintas religiones y creencias.

En la actualidad Hachiman es alabado por los pescadores de Japon, pidiendo fertilidad en sus cosechas marinas, encomendando sus redes a su divinidad.
El dios de los ocho (8) estandartes (ese es el significado de su nombre) refiere a los ocho estandartes celestiales que definen el nacimiento del divino emperador Ojin.

Su animal simbolico es la paloma blanca, contrario a la creencia occidental, en la que la paloma blanca simboliza la paz.
Al momento del nacimiento del primer emperador Ojin, fue el mismo Hachiman quien anuncio el nacimiento, disfrazado de paloma blanca con un Mitsudomoe en su espalda.

Por esta razón es que el mitsudomoe, se suele utilizar en los O daikos o Taikos. En los antiguos tiempos de guerra, el sonido de Odaiko, solía usarse para señalizar guerras, o también para marcar movimientos a las tropas.
Solia creerse que el mismo Hachiman habitaba en el sonido de la guerra. Era el quien alentaba, a sus guerreros a traves del mitsudomoe en el Odaiko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.